Carta escrita en el año 2070

 

Acabo de cumplir los 50, pero mi apariencia es la de alguien de 85.
Tengo serios problemas renales porque bebo muy poca agua. Creo que me queda poco tiempo.

Hoy soy una de las personas más longevas en esta sociedad.
Recuerdo cuando tenía 5 años: todo era muy diferente.
Había muchos árboles en los parques, las casas tenían hermosos jardines y yo podía disfrutar de un baño de regadera hasta por una hora.

Ahora usamos toallas empapadas en aceite mineral para limpiar la Piel.
Antes todas las mujeres lucían su hermosa cabellera.
Ahora debemos afeitarnos la cabeza para poder mantenerla limpia sin agua
Antes mi padre lavaba el auto con el chorro de la manguera.
Hoy los niños no pueden creer que el agua se utilizara de esa forma.

Recuerdo que había muchos anuncios que decían “CUIDA EL AGUA”, sin que nadie los tomara en cuenta; pensábamos que el agua jamás se podía terminar.

Ahora, todos los ríos, presas, lagunas y mantos acuíferos están irreversiblemente contaminados o agotados.
Antes la cantidad de agua indicada como ideal para beber, era ocho vasos al día por persona adulta. Hoy solo puedo beber medio vaso.

La ropa es desechable, con lo que aumenta grandemente la cantidad de basura; hemos tenido que volver al uso de los pozos sépticos como en el siglo pasado porque ya las redes de desagües no se usan por la falta de agua.

La apariencia de la población hoy es horrorosa; cuerpos demacrados, arrugados por la deshidratación, llenos de llagas en la piel por los rayos ultravioletas que ya no tienen la capa de ozono que los filtraba en la atmósfera, inmensos desiertos constituyen el paisaje que nos rodea por doquier.

Las infecciones gastrointestinales, enfermedades de la piel y de las vías urinarias. son las principales causas de muerte.
La industria está paralizada y el desempleo es dramático.
Las plantas desalinizadoras son la principal fuente de empleo y te pagan con agua potable en vez de salario.
Los asaltos por un bidón de agua son asunto común hoy en las calles desoladas.

La comida es 80% sintética.
Por la resequedad de la piel una joven de 20 años luce como si tuviera 40.
Los científicos investigan, pero no hay solución posible.

No se puede fabricar agua, el oxigeno también se ha degradado por falta de árboles lo que ha disminuido el coeficiente intelectual de las nuevas generaciones.

Se ha alterado la morfología del espermatozoide de muchos individuos, como consecuencia hay muchos niños con insuficiencias, mutaciones y deformaciones.

El gobierno incluso nos cobra por el aire que respiramos: 137 m3 por día por habitante adulto.

La gente que no puede pagar es arrojada de las “zonas ventiladas”, que están dotadas de gigantescos pulmones mecánicos que funcionan con energía solar, no es de buena calidad pero se puede respirar; la edad promedio es de 35 años.

En algunos países quedan manchas de vegetación con su respectivo río que es fuertemente custodiado por el ejercito, el agua se ha vuelto un tesoro muy codiciado, más que el oro o los diamantes. Aquí en cambio, no hay árboles porque casi nunca llueve, y cuando llega a registrarse una precipitación, es de lluvia ácida; las estaciones del año han sido severamente transformadas por las pruebas atómicas y la industria contaminante del siglo XX.

Se advirtió entonces que había que cuidar el medio ambiente. y nadie hizo caso.

Cuando mi hija me pide que le hable de cuando era joven le describo lo hermoso que eran los bosques, le hablo de la lluvia, de las flores,

de lo agradable que era bañarse y poder pescar en los ríos y embalses, beber toda el agua que quisiera, lo saludable que era la gente.

Ella me pregunta:

Papá, ¿Por qué se acabó el agua?

Entonces, siento un nudo en la garganta; no puedo dejar de sentirme culpable,porque pertenezco a la generación que terminó de destruir el medio ambiente o simplemente no tomamos en serio tantas advertencias.

Ahora nuestros hijos pagan un alto precio y sinceramente creo que la vida en la tierra ya no será posible dentro de muy poco porque la destrucción el medio ambiente llegó a un punto irreversible.

¡Como quisiera regresar el tiempo y hacer que toda la humanidad comprendiera esto cuando aún podíamos hacer algo para salvar a nuestro planeta tierra!

 

El Día Mundial de la Tierra

por: Manuel Pereyra Javier (ecologista, Ambientalista)

El viernes santo ha coincidido en esta oportunidad con el  22 de Abril, que es también el día del planeta Tierra, una fecha ecológica especial ya que somos hijos de Dios y la Madre Tierra.Todos debemos hacer un aporte en este día especial, saber que el planeta donde vivimos, la hermosa tierra que nos cobija amable y desinteresadamente… ¡está de fiesta!. 

 Rachel Louise Carson, divulgadora estadounidense, a través de la publicación de Primavera silenciosa (1962), contribuyó a la puesta en marcha de la moderna conciencia ambiental. El senador estadounidense Gaylord Nelson instauró este día para crear una conciencia común a los problemas de la contaminación, la conservación de la biodiversidad y otras preocupaciones ambientales para proteger la Tierra.

La primera manifestación tuvo lugar el 22 de abril de 1970, promovida por Nelson. Participaron veinte millones de personas de dos mil universidades, diez mil escuelas primarias y secundarias y centenares de comunidades. La presión social tuvo sus logros y el gobierno de los Estados Unidos creó la Environmental Protection Agency (Agencia de Protección Ambiental) y una serie de leyes destinada a la protección del medio ambiente.

En 1972 fue celebrada la primera conferencia internacional sobre el medio ambiente: la Conferencia de Estocolmo, cuyo objetivo fue sensibilizar a los líderes mundiales sobre la magnitud de los problemas ambientales y que se instituyeran las políticas necesarias para erradicarlos.

 El Día de la Tierra es una fiesta que le pertenece a la gente y no está regulada por una sola entidad u organismo; tampoco está relacionado con reivindicaciones políticas, nacionales, religiosas, ideológicas ni raciales.

Lamentablemente, hoy 41 años después, los problemas siguen siendo los mismos e incluso parecen haber empeorado. Es obvio que nuestra amable anfitriona no tenga muchos motivos para celebrar. El calentamiento que está sufriendo, el deterioro de su capa de ozono, la destrucción de sus bosques y la contaminación de sus suelos y aguas, entre muchísimas otras «enfermedades», la tienen muy maltrecha.

Sin embargo y más allá de la indiferencia y la falta de motivos para celebrar,  la idea de este día es la de reflexionar y generar conciencia para impulsar acciones en torno a la problemática ambiental y la preservación de nuestro planeta. 

Actos públicos, campañas de reciclaje y de incentivo al uso de transportes no contaminantes, plantaciones masivas de árboles y jornadas de sensibilización, son sólo algunas de las acciones que se llevan a cabo este día, en todo el mundo.

Nuestro gran desafío es forjar y mantener una sociedad sostenible. En este momento de la historia, ninguna sociedad ha logrado evolucionar hasta construir una sociedad sostenible. Todos estamos siguiendo un curso autodestructivo al incentivar nuestras economías mientras reducimos nuestro capital natural

En el Día Internacional o Mundial de la Tierra 2011, todos estamos invitados a participar en actividades que promuevan la salud de nuestro planeta, tanto a nivel global como regional y local, ya que se trata de  nuestro hogar y el hogar de todos los seres vivos. La Tierra misma está viva. Somos partes de un universo en evolución. Somos miembros de una comunidad de vida interdependiente con una magnificente diversidad de formas de vida y culturas. Nos sentimos humildes ante la belleza de la Tierra y compartimos una reverencia por la vida y las fuentes de nuestro ser

 

Este 22 de abril debe ser un día de acción y de participación cívica, para defender los principios de la Generación Verde. Un futuro libre de dióxido de carbono, basado en la energía renovable, que pondrá fin a nuestra dependencia de los combustibles fósiles, incluyendo el carbón. Un compromiso del individuo con el consumo responsable y sostenible para la creación de una nueva economía verde que saque a gente de la pobreza creando millones de empleos sostenibles y que transforme el sistema educativo global.

EL DESTINO DEL PLANETA EN NUESTRAS MANOS

La Tierra tiene  maravillas y bellezas para mostrar. Dios en su grandeza, en su majestad, preparó todo lo que necesitaríamos para vivir y ser felices.  

El problema es, la competencia, la falta de respeto, la falta de solidaridad y de amor por nuestro planeta. Los medios de comunicación y la tecnología deben convertirse en los promotores principales de la protecciòn a la Tierra, a la naturaleza, a la Vida.

Las bendiciones que Dios nos regaló estàn cada dìa a nuestro lado, pero muchos no las ven, no las notan, porque estàn sumidos en su ego, en su arrogancia, en su propio Yo, eso les impide ver las maravillas, la majestad de Dios y la Naturaleza de la Vida. Enseñemos desde nuestro espacio lo que implica cuidar el lugar donde vivimos, EL UNICO Planeta que tenemos para vivir.

Es importante enseñarle a los niños la importancia de la naturaleza ahora, HOY tal vez mañana sea tarde.

Es urgente que los mayores seamos modelos positivos,  para los menores.

1. Aprendamos y enseñemos desde nuestro propio entorno  sobre la naturaleza y la Vida

2. Animemos a los niños y niñas a a entender cómo y por qué debemos a amar y proteger la Tierra.

3.Admiraremos la bellezas de la naturaleza y enseñemosle a otros los pequeños detalles de cada especie.

4. Enseñemos a sembrar una planta y como es su proceso cada dìa de crecimiento.

5.Aprendamos a reciclar, a no tirar basuras en la calle, en los rios, en los mares.

6. Aprendamos a utilizar el agua adecuadamente.

7. Necesitamos darnos cuenta de lo importante que es nuestra contribuciòn para mejorar el Medio ambiente.

salvar nuestra Tierra

Tal vez creamos que estos son problemas que sólo las autoridades o las grandes organizaciones ambientalistas pueden resolver, pero esto no es cierto; todos y cada uno de nosotros también podemos ayudar con ciertas acciones para salvar a la madre tierra, por ejemplo:

- Las industrias ya no contaminarían si ya no les compráramos sus productos.

- Evitando tirar los desperdicios y productos químicos por los desagües, asi nuestros mares y océanos estarían más limpios.

-Buscando lugares adecuados donde podamos vivir y al mismo tiempo respetando el hábitat de otros seres vivos.

- No continuar con la tala inmoderada de árboles, es preferible decorar nuestros hogares con otros materiales.

-No cazando animales en peligro de extinción.

-No al consumo excesivo, la búsqueda de comodidad y el despilfarro, motivos por los cuales se están agotando los recursos naturales.

 ” EL MUNDO PUEDE SER,

TAN GRANDE O PEQUEÑO

COMO TU QUIERAS.

SOLO DEPENDE,

DE CUAN LEJOS QUIERAS VER…

Por: Samuel Laboy

El control ambiental es algo que se debe enseñar en escuelas y colegios. Todos debemos conocer esa materia y practicarla. La misma forma parte de nuestra vida y el futuro de nuestro planeta. No es algo que pertenece exclusivamente al hogar. Aunque es el hogar donde debe empezar la enseñanza y el adiestramiento. El niño debe saber que su cuarto no es el sitio para guardar los platos sucios, las latas de refrescos vacías, la basura. Lo ideal es un cuarto limpio de contaminación. Así también debe ser la casa, la urbanización y el pueblo o ciudad. Cuando esos niños sean mayores sabrán controlar mejor su ambiente.

Los árboles ayudan al ciclo de oxígeno, nos dan frutos, proveen sombra. Nuestra salud depende de ellos. El control apropiado de desperdicios nos provee áreas limpias, fuera de bacterias dañinas, gérmenes, y virus. Nuestra salud depende del control apropiado de los desperdicios. Los sonidos o ruidos más allá de la tolerancia de nuestros oídos hacen daño a nuestro sistema auditivo. Nuestra salud depende del control apropiado del sonido.

Por tanto, los contaminantes de nuestro ambiente, sean nucleares, gaseosos, sólidos, líquidos, son perjudiciales a nuestra salud y le serán muy dañinos a las generaciones futuras. Es nuestro deber, a una escala mundial y nacional, establecer parámetros ambientales que permitan a nuestra población y a las futuras, disfrutar de una vida más feliz y saludable. Las palabras claves son: “enseñanza y adiestramiento, empezando, desde ¡ya!…”.