Sin embargo, su angustiosa realidad y el drama humano involucrado tienen a medio mundo movilizado en la búsqueda y al otro medio especulando sobre su suerte. Cada día que pasa asemeja la suerte del MH 370 a una “desaparición perfecta”.

No en vano hay todo tipo de cuestionamientos ante la incapacidad de dar con el paradero del Boeing 777 de Malaysia Airlines. Infortunadamente las escasas respuestas que se conocen hasta el momento no ayudan para nada a develar este misterioso caso. Catorce barcos, doce aviones y un minisubmarino especializado en este tipo de actividades han tratado de encontrar algún vestigio, por mínimo que sea. Es como buscar una aguja en un pajar, pero en este caso en medio del océano Índico.

Cuando se conoció la noticia, mientras el avión cubría la ruta entre Kuala Lumpur, Malasia, y Pekín, no parecía indicar algo distinto al doloroso registro de una aeronave con la cual se perdía contacto sobre el mar. Luego vendría la búsqueda inmediata, en el sitio del último contacto por radar, y en la mayoría de las casos partes del fuselaje sobre las olas serían la pista para encontrar, en medio del desastre, los restos de las víctimas, así como la llamada caja negra, que ayudaría a explicar lo ocurrido. En este caso no ha sido así.

¿Qué se sabe? Que la nave, luego de una última comunicación con la torres de control y tras 40 minutos de vuelo, dio un inesperado giro en U y tomó un rumbo opuesto al que inicialmente tenía señalado. Lo otro es que tras subir de manera acelerada a una altura de 13.500 pies, descendió a 1.500, esquivando los radares de la zona. Parecía más la maniobra de un avión militar que un avión comercial con problemas a bordo. Por último, y gracias a una serie de complicados cálculos matemáticos, expertos lograron establecer un posible recorrido y, sobre esa base, se dirigió la búsqueda hacia el Índico, a unos 2.000 kilómetros de la costa de Australia. Allí se pudieron detectar algunas débiles señales de la caja negra y todos los esfuerzos se han concentrado desde entonces en esa área. Iniciada la pesquisa, lo primero que se encontró fue un lecho marino lleno de basura y desperdicios.

Las inevitables hipótesis que han surgido dan para todos los gustos. La posibilidad de un grave problema, incendio o explosión a bordo, que no permitió a los pilotos tener contacto alguno con los controladores aéreos y los obligó a alterar el rumbo hasta el lugar donde cayó en el mar, o una hábil estratagema del piloto o los pilotos para llevar el avión hasta algún sitio remoto en el océano y allí estrellarlo por algún motivo que se desconoce. Como se ha mencionado, por ahora no hay ningún rastro físico que así permita afirmarlo o negarlo. ¿Secuestro? Siempre es una posibilidad. Pero tampoco sería tarea fácil eludir los radares y llevarlo a algún sitio seguro en tierra. ¿Y un misil? No existe ninguna evidencia en los radares de que algo así hubiera sucedido.

Ante la falta de respuestas hay quienes ya especulan con teorías traídas de los cabellos como la de extraterrestres, como en la serie Lost, o un nuevo Triángulo de las Bermudas. Y por si le faltara algún ingrediente de intriga al drama, ahora se especula con que el copiloto intentó hacer una llamada desde su celular luego de la desaparición, pero la cobertura no le permitió que funcionara.

Así las cosas, la búsqueda se restringió a unos 40 kilómetros cuadrados, en una zona con profundidades superiores a los 4.500 metros. Lo más probable, según creen los expertos, es que se trate de un accidente. La búsqueda, por lo tanto, puede demandar todavía mucho tiempo y, si se encuentran los restos, no hay garantía de que algún día se sepa qué fue lo que realmente pasó con el MH370.

Anuncios

Acerca de kenyam B

Soy Administradora Pública.dedicada a la proyección de Políticas Públicas y desarrollo social en Municipios. Creo en la participación Ciudadana como expresión para el mejoramiento, vigilancia y control de los recursos en la administración Pública. Entiendo que los ciudadanos somos responsables del destino de nuestros pueblos, cuando no tomamos conciencia en la elección de nuestros representantes ante cualquier cargo de elección popular.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s