Por: JUAN SEBASTIÁN GÓMEZ | 5:13 p.m. | 12 de Octubre del 2011

Luis Manuel Romaña

Luis Manuel Romaña es un pescador en la comunidad San josé de la Calle (Chocó).

Luis Manuel Romaña estará en Bogotá para compartir su experiencia con universitarios y expertos.

A sus 13 años de edad, Luis, pescador de San José de la Calle (Chocó) es un experto en técnicas de prevención de riesgo gracias a diferentes cursos y capacitaciones.

Ahora es el invitado en el Día Internacional de la Reducción del Riesgo, que se celebra el 13 de octubre.

Gracias a su compromiso y ganas de trabajar, pudo trasladarse a la capital del país a cumplir con este compromiso, una experiencia que, según él, “es única, porque es muy poca al gente de su región que tiene dinero para realizar este viaje”.

De la misma manera, estará validando un módulo de reducción de amenazas ambientales, diseñado por Maloka, demostrando que cualquier niño puede estar a la vanguardia de los conocimientos básicos ante una eventual emergencia.

“Para mis amigos y los padres de ellos es muy importante que yo venga a compartir mi experiencia. Además, tengo que aprender de los expertos sobre cómo mejorar las habilidades que tengo para difundirlos en San José de la Calle”, aclara Luis Manuel.

A él se le ha catalogado como el ‘Muchachómetro’, encargado de motivar a su población para asistir a las reuniones. Además,  funciona como un sistema de alerta temprana y como organizador de los pobladores.

A su corta edad, entiende la importancia de contar con planes que ayuden a disminuir los peligros para él y para los que viven en su entorno. Con la ayuda del programa Dipecho de la Comunidad Europea y coordinado por la Cruz Roja, ha podido asistir a los espacios en donde se ha instruido sobre estas prácticas y aplicarlas en un lugar del país  que sufre inundaciones que duran, en ocasiones, hasta seis meses.

Son estas instituciones “las que nos están apoyando y enseñando a organizarnos comunitariamente. Hemos hecho simulacros de primeros auxilios y de evacuación. Asimismo, entendimos que las casas deben estar construidas a unos 30 metros alejadas del río y ser altas, práctica que también estoy impulsando”, comenta Romaña.

Y es que el río se ha convertido en el medio para poder distribuir comida y para el transporte de esta población. Y, como lo afirma Romaña, también han entendido la importancia de no arrojar basuras a este, para no contaminarlo y que no sea foco de infecciones y enfermedades difíciles de tratar por la escasez de medicamentos.

“En este momento, debido a las inundaciones que hemos tenido, solo pescamos nuestra comida, pero no para comerciar. Es por esto que nuestra gente tiene que entender la importancia de contar con conocimientos de supervivencia, porque si nos toca movernos del lugar donde estamos ubicados las apliquen y sepan qué hacer en momentos de presión. Es importante hacer que trabajemos en grupo, ya que las soluciones no favorecen a unos pocos, sino a todos”, mencionó Romaña.

En la actualidad, el auge que han tenido estos cursos y capacitaciones es tan grande, que se dividieron es tres cuando anteriormente existía solamente uno. “Allá vivimos aproximadamente 360 personas y son los niños los que más se interesan por aprender estas técnicas, siendo Luis Manuel el más comprometido”, comentó Everth Palacios, profesor de la escuela de San José de la Calle.

Esta región del país está esperando a que el gobierno pueda llegar con ayuda, pero, por la dificultad de acceso que presenta, llevar ayuda y equipos es una tarea que se le ha dificultado. “Hasta hace poco tenemos los primeros botiquines y equipos de primeros auxilios, que la Cruz Roja nos ha enseñado a usar”, dijo Palacios.

El sueño de Romaña es convertirse en profesor de matemáticas o en médico, pero, así como lo aclara, primero tiene que terminar el bachillerato para después empezar a implantar su conocimiento en el diseño de proyectos que beneficien a las personas de su región. Asimismo, no ha descartado la opción de volverse voluntario de la Cruz Roja.

“Yo siempre quiero ayudar a la gente que habita conmigo porque la ayuda que llega allá es muy poca. Creo que estudiando es la mejor manera como puedo ayudar”, concluyó Romaña.

Origen de la celebración del Día Internacional de la Prevención de Riesgos

Se creó desde 1990 y cada año se desarrolla un tema diferente, que se discute en foros y seminarios en aproximadamente 183 países. En esta ocasión, el tópico es cómo lograr que las comunidades estén mejor preparadas para una eventual catástrofe.

“La importancia de este evento anual es que la gente genere una cultura de reducción del riesgos. Si los habitantes de las regiones más vulnerables tuvieran estos conocimientos, la disminución de costos en atención sería mucho mayor, ya que contarían con mecanismos para actuar de manera prematura”, comentó,  Marimson Buitrago, subdirector operativo de Socorro Nacional de la Cruz Roja Colombiana.

Anuncios

Acerca de kenyam B

Soy Administradora Pública.dedicada a la proyección de Políticas Públicas y desarrollo social en Municipios. Creo en la participación Ciudadana como expresión para el mejoramiento, vigilancia y control de los recursos en la administración Pública. Entiendo que los ciudadanos somos responsables del destino de nuestros pueblos, cuando no tomamos conciencia en la elección de nuestros representantes ante cualquier cargo de elección popular.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s