Siga estos consejos para evitar que su animal sufra esta molesta congestión.

Los resfriados, que atacan las vías respiratorias y generan moquillo, no solo son comunes en los humanos. Perros y gatos también pueden sentirse afectados por agentes externos que les causarán molestias tanto al animal como a su amo.

En los gatos, el malestar suele ser causado por el herpes virus y el calicivirus, que molestan las vías respiratorias como nariz, laringe y tráquea. Esto causa secreciones nasales y orales y, por lo tanto, continuos estornudos.

En cuanto a la influenza canina, puede ser generada por la bacteria  Bordetella bronchiseptica o el virus de parainfluenza canina, causante de la traqueobronquitis infecciosa, más conocida como tos de perro.

En los dos casos, la enfermedad se puede desarrollar por contagio, cuando están encerrados con otros animales, por estrés, cambios climáticos o cuando pasan mucho tiempo mojados. Por lo general, se presenta más en los animales con parásitos, pulgas o que estén mal alimentados.

En la mayoría de los casos, este tipo de enfermedades son transitorias; sin embargo, si no se cuidan bien durante esos días, que pueden ser de 3 a 15, las mascotas estarán propensas a padecer complicaciones más graves en las vías respiratorias, que pueden ser mortales, sobre todo en los cachorros.

Para verificar si su perro o gato empieza a tener gripa, antes de la visita al veterinario, puede revisar si presenta fiebre y si su respiración se siente congestionada.   No deje que pase mucho tiempo mojado. Séquelo pronto.

¿Cómo saber si está enfermo?

-Deja  de hacer sus actividades normales.
-Está  desganado y pasa varias horas acostado.
-Presenta  secreciones nasales y orales.
-No le dan  ganas de comer.
-Tiene  complicaciones respiratorias, estornuda o tose.
-Los ojos  se ven llorosos.

Prevención y cuidados

No lo medique sin la asesoría de un veterinario

Antes de que se enferme:

– Manténgalo  bien alimentado, según recomiende el veterinario.
– Siga  el cuadro de vacunas.  Existen  algunas vacunas especiales, que en algunos casos  evitan que la enfermedad genere muchas molestias.
-Siga  los controles necesarios, para vigilar que no tenga parásitos, pulgas o garrapatas.

Durante la enfermedad:

– Acuda  al veterinario para que lo oriente.
– Si lo medican,  sea juicioso con las dosis y los horarios.
– Suminístrele  buena cantidad de agua y alimentos, así esté desganado para comer.
– El veterinario  es quien debe recetar los antibióticos, si evidencia alguna infección.
3  a 4 días  puede durar  la enfermedad cuando el animal tiene buenas defensas. En situaciones extremas, se pueden desarrollar problemas más complejos como bronconeumonía.

Tenga cuidado:

Evite que el perro o gato se acerque mucho a su nariz  o boca. Puede afectarlo, sobre todo si usted tiene problemas respiratorios.

Asesoría: Juan Carlos Guzmán   Médico Veterinario (el Tiempo)

Anuncios

Acerca de kenyam B

Soy Administradora Pública.dedicada a la proyección de Políticas Públicas y desarrollo social en Municipios. Creo en la participación Ciudadana como expresión para el mejoramiento, vigilancia y control de los recursos en la administración Pública. Entiendo que los ciudadanos somos responsables del destino de nuestros pueblos, cuando no tomamos conciencia en la elección de nuestros representantes ante cualquier cargo de elección popular.

Un comentario »

  1. La pagina de tu Blog se ha actualizado…

    [..]Articulo Indexado Correctamente en la Blogosfera de Sysmaya[..]…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s