El fallo de la Corte señala, entre otros apartes, que la tenencia de animales domésticos y la convivencia hacen parte del libre desarrollo de la personalidad. Por ello, la exclusión de las mascotas en los sistemas de transporte público de pasajeros fue considerada por la Corte como anticonstitucional. ”

Vivir en sociedad siempre va a causar incomodidades, pero las incomodidades también hay que soportarlas en defensa de las minorías. Es un tema de tolerancia”, explicó el presidente de la
Corte Constitucional, el magistrado Juan Carlos Henao.

Abecé para la convivencia con mascotas en el transporte público

Los detalles de la norma, aunque ya han sido publicados, no son del conocimiento de muchos de los usuarios.

¿Cuáles son esos parámetros que impone la Corte Constitucional?

1. Deben ser animales de talla pequeña o mediana.
2. La mascota debe tener su carné de vacunación al día.
3. Deben ser transportados en bolsas, contenedores o maletas y usando bozal y traílla.
4. Los prestadores del servicio determinarán el tamaño de la jaula y los horarios en los que permitirán su desplazamiento en buses.
5. Pueden transportarse mascotas de tallas grandes, pero no son consideradas como tales los caballos, las vacas, etc.

TransMilenio es la primera empresa de transporte público en reglamentar esta disposición, con algunos detalles:

1. La mascota debe ingresar con un acompañante y portar su carné de vacunación.
2. En horas pico viajarán animales en jaulas de dimensiones o inferiores a los 50 x 30 x 30 centímetros.
3. Los animales que excedan ese tamaño, solo podrán movilizarse en horas valle y pagarán pasaje, cuyo valor está por definir.
4. TransMilenio hará la verificación del reglamento con la Secretaría de Salud y la Policía del sistema.
5. Se hace un llamado a la tolerancia por parte de otros pasajeros.

SENTENCIA DE LA CORTE CONSTITUCIONAL –  ANIMALES EN TRANSPORTE PÙBLICO
IV. EXPEDIENTE D-8314 Sentencia C-439/11 (Mayo 25)
M.P. Juan Carlos Henao Pérez
1. Norma acusada
LEY 769 DE 2002
(Agosto 6)
Por la cual se expide el Código Nacional de Tránsito Terrestre
ARTICULO 87. De la prohibición de llevar animales y objetos molestos en vehículos para pasajeros. En los vehículos de servicio público de pasajeros no deben llevarse objetos que pueda atentar la integridad física de los usuarios; ni animales, salvo que se trate de perros lazarillos. El equipaje deberá transportarse en la bodega, baúl o parrilla
2. Decisión
Declarar EXEQUIBLE la expresión “ni animales” contenida en el artículo 87 de la Ley 769 de 2002 bajo el entendido que se exceptúan de dicha prohibición los animales domésticos siempre y cuando sean tenidos y transportados en condiciones de salubridad, seguridad, comodidad y tranquilidad, según las reglas aplicables.
3. Fundamentos de la decisión
La Corte Constitucional ha reconocido en diferentes providencias que la tenencia de animales domésticos es una expresión de derechos fundamentales, ya que no hay duda que ese estrecho vínculo que surge entre el animal y el hombre con ocasión de su convivencia, constituye una expresión positiva del ejercicio inherente al derecho al libre desarrollo de la personalidad (art. 16 de la C.P.), entendido como el derecho a la autodeterminación o libertad general de acción, que se vulnera cuando al individuo se le impide, de forma arbitraria o desproporcionada, alcanzar, ejercer o perseguir aspiraciones legítimas en relación con sus elecciones. Además, constituye una manifestación del derecho a la intimidad (art. 15 de la C.P.), que se desarrolla en el ámbito de la vida privada personal y familiar, inmune a intromisiones extremas que impidan, por ejemplo, el derecho de convivir con una mascota sin más limitaciones que las impuestas por los derechos de los demás y el orden jurídico, de manera que la Corte no puede negar que tales derechos deben ser objeto de protección y garantía jurídica.
Al mismo tiempo, la Corte ha reconocido que la convivencia de los seres humanos con los animales domésticos no es ajena a diversas controversias entre quienes construyen lazos de afecto con sus mascotas, aprecian su compañía o necesitan de sus animales por razones de discapacidad física o subsistencia económica y aquellos que prefieren mantener distancia ellos, al punto extremo de rehusarse a compartir los mismos espacios que impone la convivencia cotidiana en comunidad. De allí, que la Corte haya mediado en ocasiones, para resolver la tensión que surge entre los derechos de los tenedores de animales y quienes se oponen a su permanencia en zonas abiertas al público, avalando, por ejemplo, la posibilidad de permanencia de ejemplares caninos en edificaciones sometidas al régimen de propiedad horizontal, siempre que sus dueños se sometan a algunos condicionamientos dirigidos a preservar la seguridad y salubridad de los habitantes de las unidades residenciales (Sentencia T-035/97).
En la presente demanda se formula un problema similar, aunque con algunas complejidades derivadas de las condiciones propias del servicio público de pasajeros en Colombia. De esta forma, no sólo se plantea una tensión entre los derechos de los usuarios de este servicio a la seguridad, salubridad y comodidad y los derechos de los tenedores de mascotas al libre desarrollo de la personalidad, intimidad y locomoción, sino una verdadera tensión respecto del derecho a la igualdad frente al acceso a los sistemas de trasporte de pasajeros de unos y otros.
Efectuada la ponderación de la finalidad, idoneidad, necesidad y proporcionalidad de la medida de prohibir el acceso de animales en los vehículos de servicio público de pasajeros, la Corte encontró que la prohibición de transportar animales en el servicio público automotor de pasajeros resulta compatible con la Constitución sólo en relación con las especies clasificadas por el Código Nacional de Recursos Naturales Renovables y sus normas concordantes, como “fauna silvestre”, en relación con la cual existe una expresa prohibición de tenencia para los particulares. Así, dentro de esta clasificación se ubican las denominadas “fieras”, animales “salvajes” y aún animales salvajes que han sido “domesticados”, al estar de por medio la finalidad constitucional de conservación y preservación del patrimonio biológico del país.
Para la Corte, en cambio, tal medida no se encuentra proporcional ni necesaria respecto de animales domésticos tipo mascota, pues existen medidas diferentes de la prohibición de transportarlos en el servicio público que también permiten alcanzar niveles de salubridad, seguridad y comodidad a los usuarios sin necesidad de sacrificar derechos fundamentales de minorías tenedoras de mascotas.
En relación con el sistema de transporte automotor mixto la Sala destaca que este se encuentra especialmente diseñado para el transporte de pasajeros y bienes –entre ellos animales-, por lo cual no encuentra impedimento alguno para restringir la movilización de éstos en el sistema mixto. Tampoco encuentra reparo la Sala para que las mascotas puedan ser transportadas a través del servicio terrestre automotor individual de pasajeros, en el cual no se pone en peligro la salubridad, seguridad y comodidad de terceros, siempre que el usuario cumpla con las condiciones de higiene, salubridad y seguridad exigidas por la ley a los tenedores de mascotas y en consonancia con los reglamentos transitorios que para el efecto establezcan las empresas operadoras hasta tanto el tema sea regulado por las autoridades competentes.
Respecto del transporte público automotor colectivo de pasajeros, la Corte consideró que era posible el transporte de mascotas de talla pequeña a mediana, siempre que sus tenedores portaran el carnet de vacunación exigido por la Ley 9 de 1979 y su decreto reglamentario 2257 de 1986, así como que éstos fuesen transportados en bolsas, contenedores o maletas o mediante el uso de bozal y traílla en los términos de la citada Ley 746 de 2002. Lo anterior, porque acudiendo a la ficción que establece el Código Civil, los animales de talla pequeña y mediana se asimilan a bienes muebles de igual tamaño que a diario ingresan a este tipo de vehículos, de forma que los paquetes de tales dimensiones son autorizados por los reglamentos de los operadores de estos servicios, sin que por ello se afecte la comodidad media que hoy día ofrecen los mencionados medios de transporte. En consecuencia y, hasta tanto sea reglamentado por las autoridades competentes, el operador o administrador del servicio podrá precisar en el reglamento, aspectos como la dimensión de dichos bolsos, carteras y contenedores.
En lo que respecta a animales de tallas grandes, la finalidad de comodidad impone que no sea posible el traslado de animales domésticos como vacas, bueyes o caballos en el transporte colectivo de pasajeros, pero nada impide el traslado de “mascotas” de tallas grandes, siempre que para garantizar la comodidad de los usuarios, el operador del servicio o el administrador del sistema de transporte masivo de pasajeros fije en sus reglamentos, para el acceso de mascotas de estas tallas, las condiciones en que se haría viable su traslado, esto es, las rutas, los horarios habilitados, los vehículos, así como el importe o costo por el espacio físico que llegaren a ocupar dentro de los vehículos de servicio público. Lo anterior, con el fin de asegurar el derecho de los tenedores de mascotas de transportarse con ellas en el sistema público sin sacrificar sus derechos ni derechos de terceros, hasta tanto el legislador o autoridad competente regule de manera integral este aspecto y señale las condiciones generales en que este derecho puede materializarse.
Así las mascotas deberán transportarse de la forma señalada en el artículo 108, literal c) de la Ley 746 de 2002. De igual forma los reglamentos no podrán fijar condiciones que impliquen obstáculos insalvables para hacer posible esta medida de acceso al transporte público de pasajeros.
Concluye la Corte que admitir una prohibición absoluta resultaría desproporcionado y limitante de los derechos a la igualdad, el libre desarrollo de la personalidad, el derecho a la intimidad y de locomoción de los tenedores de los animales, en la medida que sus dueños están en capacidad de garantizar condiciones de seguridad y salubridad mediante la observancia de reglas contenidas en la Ley 84 de 1989 y la Ley 746 de 2002, así como condiciones de comodidad de los usuarios mediante el uso de los medios autorizados por la ley para su transporte. Se trata en ese orden, de reconocer valores como la tolerancia y sana convivencia que pueden ponerse en práctica gracias al momento coyuntural por el cual atraviesa el país en que se desarrollan e implementan sistemas masivos de transporte en las grandes ciudades.
En ese orden, la Corte determinó que el transporte público debe garantizar el goce efectivo del derecho a la locomoción de las personas junto con sus animales domésticos, tenidos y transportados en las condiciones de salubridad, seguridad, comodidad y tranquilidad previstas en las reglas aplicables. En este sentido, condicionó la exequibilidad de la expresión “ni animal” contenida en el artículo 87 de la Ley 769 de 2002.
4. Aclaraciones de voto
Los magistrados María Victoria Calle Correa y Jorge Ignacio Pretelt Chaljub se reservaron la presentación de una eventual aclaración de voto, sobre los fundamentos de esta decisión.
Por su parte, el magistrado Humberto Antonio Sierra Porto aclaró el voto en cuanto considera que la prohibición que se declara constitucional es una regla general adecuada y proporcional, pero que debe ser excepcionada por la ley o el reglamento respetando condiciones de salubridad, seguridad y razonabilidad. Observó que la regla general en la comprensión del condicionamiento deja de tener vigencia luego de que el reglamento establezca los requisitos para que no se afecten dichas condiciones.
Animales domésticos pueden viajar en transporte público
EL UNIVERSAL – | Publicado el 21 Enero 2011
Mucha gente acostumbra viajar con sus animales domésticos en transporte público. Eso es constitucional.
Sí es posible transportar animales domésticos en vehículos de servicio público de pasajeros, pero cuando no se ocasionen perjuicios a los demás pasajeros o a los conductores.
Ese fue el concepto que emitió ante la Corte Constitucional la Procuraduría General de la Nación, en respuesta a la demanda presentada contra el artículo 87 del Código Nacional de Tránsito Terrestre.
Ese artículo prohíbe que en los vehículos de servicio público se lleven animales, salvo que se trate de perros lazarillos, lo cual a juicio de la demandante, viola los derechos a la igualdad, a la intimidad, al libre desarrollo de la personalidad, a circular libremente por el territorio nacional y a la propiedad privada consagrados en la Constitución Política.
QUÉ DICE
Cosa diferente sucede con la fauna silvestre.
Sobre esto, el Ministerio Público es claro cuando dice que si la prohibición de transportar animales en un vehículo hace referencia a la fauna silvestre, es constitucional, pues Colombia cuenta con un alto índice de tráfico ilegal de fauna silvestre, razón por la cual “la prohibición que consagra la norma cuestionada permite realizar un control efectivo de tal conducta”.
“Sin embargo, si la cuestionada prohibición cobija a los animales domésticos, específicamente mascotas, la Procuraduría considera que su transporte sí debe permitirse siempre y cuando se adopten medidas de precaución razonables”, dice la Procuraduría.
Para la Procuraduría, es claro que en el país gran parte de la población se ve obligada a transportar sus animales domésticos en vehículos de servicio público. “Muchos campesinos, indígenas y afrodescendientes carecen de cualquier otro medio de transporte para llevar al mercado los animales que crían (gallinas, chivos, cerdos), con el fin de derivar el sustento de ellos y de su familia. En consecuencia, impedir el traslado también afectaría el derecho al mínimo vital”.
LA DEMANDA
Dice un comunicado de la Procuraduría General de la Nación, “No obstante, frente a la demanda de inconstitucionalidad presentada por la ciudadana demandante, el Procurador General solicitó a la Corte Constitucional declararse inhibida para pronunciarse de fondo porque la demanda no cumple con los requisitos y contenidos mínimos para su estudio”.
DECLARSE CONSTITUCIONAL
En caso de que la Corte decida pronunciarse sobre este tema, la Procuraduría solicita que se declare constitucional el artículo demandado, bajo el entendido de que los animales domésticos, no los silvestres, pueden ser transportados en vehículos de servicio público, siempre que el propietario tome las medidas necesarias para evitar el riesgo social que se pueda generar.
Vehículos de servicio público deben permitir el transporte de animales: Corte Constitucional
Caracol | Mayo 25 de 2011
La Corte Constitucional consideró que sí se pueden llevar en vehículos de transporte masivo animales domésticos de talla pequeña y mediana, y serán los operadores de transporte y a las autoridades los encargados de reglamentar esta nueva situación.
Así lo determinó el alto tribunal al declarar la exequibilidad condicionada de una aparte del Código de Tránsito que prohibía llevar animales en vehículos de servicio público.
Dice el alto tribunal que la norma permite el transporte de animales y no puede operar una restricción absoluta, pero señala que la movilización se debe realizar en condiciones de salubridad y comodidad.
El presidente de la Corte Constitucional, Juan Carlos Henao, dijo que se hizo un estudio sobre el derecho de tener y poseer animales, respecto al libre desarrollo de la personalidad, la libertad de locomoción y observar una prohibición absoluta atenta sobre estos derechos.
“La Corte lo que estimó es que prohibir tajantemente el transporte de cualquier tipo de animales en el transporte público limita los derechos de los dueños de las mascotas por ejemplo las personas que deben transportar a su perro enfermo de un lado a otro”.

Animales y transporte público en otros países

En Estados Unidos, la empresa de transporte público nacional Amtrak no permite el viaje de mascotas, a menos de que se trate de animales de servicio, como los lazarillos. Sin embargo, cada estado de ese país tiene una legislación diferente.

Por ejemplo, en California se permite el acceso a animales pequeños en jaulas que puedan ser llevadas sobre el regazo, pero establecen horarios y, si huelen mal o se ven enfermos, se reservan el derecho de admisión. En Nueva York el ingreso depende del tipo de sistema de transporte: ferry, metros, buses, subterráneos, etc.

En Canadá se cobra el pasaje de los animales según su tamaño, y en países de Europa como Alemania, Francia e Italia permiten mascotas en los trenes. A veces se solicita el uso de bozal y correa. En Reino Unido permiten un máximo de dos animales por persona.

Henao aclaró que las empresas prestadoras del servicio del país tienen la obligación de fijar las condiciones de ingreso de animales a los automotores, con el fin de garantizar la salubridad y la seguridad de todos los pasajeros.

Por eso, TransMilenio expidió los requisitos para el transporte de mascotas, acatando el fallo de la Corte Constitucional. Desde este martes, se permitió el ingreso a los buses alimentadores y articulados de “animales domésticos tipo mascota de carácter urbano de tallas pequeña, mediana y grande”. La medida excluye a especies rurales, como gallinas, chivos y cerdos.

Los dueños de los animales deben portar el carné de vacunas de las mascotas -que deben llevar bozal-, viajar en una jaula que retenga los excrementos y que, en el caso de los animales pequeños y medianos, esta no exceda las dimensiones de 50 cm de largo por 30 cm de alto y 30 cm de ancho. Los animales grandes deben ir en guacales que no superen los 80 cm de largo por 60 cm de alto y 60 cm de ancho.

Para este último caso, TransMilenio evalúa la opción de cobrar un pasaje y solo permitirá su movilización entre las 9 a.m y las 3 p.m.

‘No pondremos en riesgo salud de pasajeros’

Fernando Rojas
Gerente (e.) de TransMilenio

¿Está preparado el sistema para recibir mascotas?

El sistema tiene la obligación de cumplir con el fallo de la Corte Constitucional. En este sentido todos los usuarios deben adaptarse a la nueva situación con todas sus implicaciones. Es fundamental el apoyo de quienes portan las mascotas para el cumplimiento de las reglas establecidas. No pondremos en riesgo la salud de los pasajeros.

Muchos se quejan del sobrecupo. ¿Cómo van a controlar que las mascotas ingresen debidamente en cajas y vacunadas?

El sistema controlará el ingreso de mascotas con el personal con que cuenta actualmente en la vía: 250 orientadores de Amigos en TransMilenio, 180 efectivos profesionales de la Policía Nacional y 480 auxiliares de Policía, así como con el personal de recaudo, ubicado en todas las estaciones. Habrá acceso para los animales en todas las estaciones.

Más ciudades empiezan a aplicar el fallo de la Corte

En Bucaramanga (Santander) se autorizó la entrada de perros y gatos en el sistema Metrolínea, pero no en horas pico. Héctor Cáceres, gerente del servicio, aseguró que las mascotas que superen los 20 centímetros de altura no podrán ingresar a las estaciones.

En el Megabús de Pereira (Risaralda), por ejemplo, además del bozal y del carné, se les pedirá a los dueños que les pongan collares de identificación.

Metrocali, empresa que administra el MÍO en Cali (Valle), está elaborando un manual de convivencia, que incluye la movilización de animales. El presidente de la entidad, Luis Eduardo Barrera, dijo que la idea es que el transporte de animales no se convierta en problema de salubridad. “Si alguien quiere movilizarse con su mascota, debe tener en cuenta que no está permitido el transporte de animales sueltos”, puntualizó el funcionario.

En Transmetro, en Barranquilla (Atlántico), están en proceso de reglamentación para definir las condiciones en las que viajarán las mascotas, pues prevalecen la comodidad y la tranquilidad de los usuarios.

Anuncios

Acerca de kenyam B

Soy Administradora Pública.dedicada a la proyección de Políticas Públicas y desarrollo social en Municipios. Creo en la participación Ciudadana como expresión para el mejoramiento, vigilancia y control de los recursos en la administración Pública. Entiendo que los ciudadanos somos responsables del destino de nuestros pueblos, cuando no tomamos conciencia en la elección de nuestros representantes ante cualquier cargo de elección popular.

»

  1. La pagina de tu Blog se ha actualizado…

    [..]Articulo Indexado Correctamente en la Blogosfera de Sysmaya[..]…

  2. grach dice:

    quisera saber el nuemnro de la resolucion o decreto que obliga a los conductores de servicio publico a transportar animales y a su vez saber si esta nueva ley cobija a los conductores de taxi

  3. ricardo gallego dice:

    hola, que sucede si un taxista o un conductor de bus se niega a que uno lleve la mascota asi tenga la correra y el carnet de vacunacion, ademas la mascota iria cargada por el dueño. que se debe hacer?, ellos se pueden negar?. muchas gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s