Editor general de ‘La W Radio’ comprobó que hay pueblos millonarios en la miseria por malos manejos.

En los últimos 15 años se han creado en el país 45 municipios nuevos: un promedio de tres cada año. La mayoría son territorios amputados a otros pueblos, en un país donde son pocos los corregimientos que logran llegar a esa categoría.

Ese ‘grito de independencia’ vino por un alegato de abandono. Los líderes de los movimientos segregacionistas, o juntas pro municipio, querían autonomía y equidad en el manejo de sus recursos; pero también, en muchos casos, una tajada de las regalías y transferencias. Y no hay que ser experto en descentralización para saber que tener presupuesto significa tener votos.

Al comparar el mapa político con el mapa minero, salta a la vista que los nuevos municipios están en territorios que merecen regalías, sea por explotación o por reflejo; o están en zonas con recursos mineros o petroleros inferidos, en exploración o explotación, o tienen explotación de minería ilegal o informal, asociada agrupos armados.

Estas poblaciones son hoy municipios de categoría 6, la más baja del ordenamiento territorial. La Constitución defiende la descentralización; sin embargo, los casos emblemáticos de esta ola ‘independentista’, muchos de ellos en La GuajiraCórdobaSucre y Bolívar, muestran que el sueño de prosperidad poco ha mejorado la calidad de vida de sus habitantes.

Uré, nuevo y anquilosado

San José de Uré (Córdoba) es el municipio más nuevo de Colombia: tiene 4 años y queda a dos horas de Montería. Es un caserío, cuyo alcalde, Vladimir Londoño, está en la cárcel acusado de administrar mal unos 8.000 millones de pesos. Según cifras oficiales, le fueron transferidos, solo entre el 2010 y el 2011, más de 5.300 millones de pesos por regalías y más de 5.500 millones en transferencias. Hoy, sin embargo, su acueducto funciona a medias, su alcantarillado no llega a ninguna parte y faltan profesores.

“Han entrado más de 50.000 millones de pesos al municipio que no podríamos justificar en qué están invertidos“, dijo el concejal Fredy Posso, al comentar que la inconformidad en la comunidad es una constante. “Los uresanos teníamos la esperanza de que esto cambiara, pero los cambios no se han visto”, añadió.

La Guajira

El dinero no mejora la calidad de vida

En La Guajira se han creado cinco nuevos municipios.

El más reciente, Albania, recibió 55.500 millones de pesos por concepto de regalías y transferencias entre los años 2010 y 2011. Esto, se supone, para mejorar la calidad de vida de sus 23.000 habitantes, distribuidos en 545 kilómetros cuadrados.

Sin embargo, allí, apenas el 64 por ciento tiene acueducto y solo el 42 por ciento cuenta con servicio de alcantarillado, situación que tiene inconforme a la mayoría de pobladores.

Y la educación básica no llega a la totalidad de los niños.

Según la administración municipal, el ciento por ciento de sus habitantes está cubierto en salud, pero está demostrado que tener un carné del régimen subsidiado no garantiza acceder a los servicios médicos y tratamientos de manera oportuna.

Los otros municipios guajiros, nacidos durante los últimos 15 años (Dibulla, Distracción, La Jagua del Pilar y Hato Nuevo), tienen un flujo diferente de recursos en cada caso, pero un común denominador: sus coberturas de salud, educación, agua potable y saneamiento básico son bajas para entes territoriales que reciben más recursos que otros pueblos con similar población y territorio.

Para el gobernador de La Guajira, Jorge Pérez, la municipalización cambió la vida de pueblos polvorientos y quebrados, que, siendo corregimientos, no prosperaban. “Riohacha no daba para resolver sus propios problemas y mucho menos los de los corregimientos que, entonces, le pertenecían. Creo que haber municipalizado ha servido para el progreso de los pueblos”, afirmó Pérez.

Bolívar

Gobernador se opone a ‘separatistas’

En este departamento han nacido cinco municipios, la mayoría en la zona del sur, donde hay un importante yacimiento de oro. Las Farc, el Eln y las bandas criminales se disputan el control de dichos recursos no solo con fusiles y ‘vacunas’, sino con dragas y mercurio. Llevan varios años explotándolos sin que el Estado haya podido convertir la zona en fuente de regalías.

En consecuencia, estas poblaciones viven de las transferencias que, en promedio, fueron de entre 4.000 y 5.000 millones de pesos para cada pueblo en el 2010. Las escasas cifras oficiales muestran que su cobertura en educación no llega a la mitad; los pobres tienen un acceso restringido a la salud y no hay redes de acueducto y alcantarillado. Pese a esto, en enero pasado, cinco corregimientos de Bolívar votaron por la creación de Brazuelo de Papayal. Unas mil personas sufragaron para separarse y quitarle un brazuelo a San Martín de Loba, otro a El Peñón y uno más a Regidor. La aprobación está en trámite.

El gobernador de Bolívar, Jorge Bernal, afirmó que crear nuevos municipios en este departamento es un error craso. “Estamos en Ley 550, con un acuerdo de reestructuración de pasivos; hay una afectación invernal; todo esto ha generado un retroceso, a sabiendas de que lo más importante de los municipios son los ingresos corrientes de libre destinación”, dijo el mandatario. Según él, actualmente existen bastantes quejas y dificultades con la creación de Brazuelo de Papayal, lo que ha generado preocupación y denuncias en la comunidad.

Córdoba

Las ‘bacrim’ también irían tras dineros de las regalías

Solo en regalías por concepto de explotación y transporte de ferroníquel, Córdoba ha recibido entre el 2004 y el 2011 más de 700.000 millones de pesos. En el sur cordobés está Cerro Matoso, una de las explotaciones a cielo abierto más grandes del continente. Hoy, al menos ocho municipios del centro y sur de Córdoba viven de los giros nacionales por regalías.

En los últimos 15 años, allí se han creado cuatro nuevos municipios; dos de ellos se separaron de Montelíbano y Ayapel. Se trata de La Apartada y San José de Uré, que armaron tolda aparte en 1997 y en el 2007, respectivamente, para obtener regalías propias. Marta Sáenz, gobernadora de Córdoba, defiende la creación de nuevos municipios siempre y cuando llenen los requisitos legales. “Ahí están los ejemplos de La Apartada o Cotorra, donde ha habido mejorías. Mientras más municipios haya, mayor es la distribución de los ingresos que le llegarán a la gente más vulnerable”, dijo.

El diputado liberal de Córdoba Guillermo Corrales también ve con buenos ojos este proceso. Sin embargo, el lado negativo de la separación tiene que ver con el acompañamiento que tuvo de políticos que hoy están investigados o en la cárcel, por vínculos con grupos paramilitares.

No es claro si el ánimo de prosperidad de sus pobladores separatistas fue capitalizado por los llamados ‘parapolíticos’. Ahora, se teme que en las próximas elecciones se filtren las bandas criminales, que irían también tras las millonarias regalías.

YAMIT PALACIO
EDITOR GENERAL DE LA W RADIO
ESPECIAL PARA EL TIEMPO

Anuncios

Acerca de kenyam B

Soy Administradora Pública.dedicada a la proyección de Políticas Públicas y desarrollo social en Municipios. Creo en la participación Ciudadana como expresión para el mejoramiento, vigilancia y control de los recursos en la administración Pública. Entiendo que los ciudadanos somos responsables del destino de nuestros pueblos, cuando no tomamos conciencia en la elección de nuestros representantes ante cualquier cargo de elección popular.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s