LA INDIFERENCIA:   la indiferencia nos conduce a la insensibilidad, es como una  anestesia afectiva, la frialdad emocional y un profundo desapego a las cosas que giran a nuestro alrededor. 

Esta frase es muy real:   Aun hay fuerza y por consiguiente esperanza donde se ve  arranques violentos, pero cuando se apaga todo movimiento, cuando no hay pulso, cuando el frió ha llegado al corazón ¿Qué esperar entonces, sino una próxima e inevitable disolución? (Lamennais)

El no hacer algo nos convierte en parte de los problemas. Tal vez es lo que muchos olvidan o no quieren recordar y es asi como la indiferencia se convierte en la barrera para tomar acciones y asi  evitar que el deterioro social siga avanzando.

La indiferencia nace cuando no hay creencias, cuando ya nada nos  atrae y nada nos llama a asumir la defensa de lo que  alguna vez, encontramos justo y bueno. Existen distintos modos de indiferencia: se puede ser indiferente por convicción; o ser indiferente por pereza. Cuál es la nuestra? Por convicción porque nos inventamos excusas? o por pereza porque no puedo hacer nada? para que?   eso no me toca a mi? o eso jamas me pasara? soy invulnerable?

El indiferente por convicción posee una idea, la que lo aísla de la realidad vea lo que vea, cree que a EL O ELLA no le toca, esto los separa de los demás, es como si vivieran solos en este planeta, asi que como vive solo no hay nada ni nadie  que lo impulsa a no tomar ningún compromiso, y menos  se compromete con nadie y con nada, una idea que paraliza su hacer, que no le permite actuar, se opone o niega sus ideales.

Hemos entrado en el mal más grande de nuestros días como lo es  la falta de amor y de caridad, la terrible indiferencia hacia los otros seres humanos,  que viven marginados en  pobreza, violentados o apartados (no olvidemos que solo aparece esa vena de solidaridad cuando vemos catástrofes, inundaciones o terremotos para recordar que existen pero mientras tanto dicen algunos no me importa, conmigo no es eso,  se oye decir en las calles
Es que para muchos la vida se ha  sumido en  falsas metas de la vida (dinero, poder, placer, estudio, lujos, entre más tiene más quiere) es simplemente  perder sentido a la vida y formar ataduras que solo nos  convierten en esclavos  de todo lo material y lo espiritual que?   lo SER HUMANO que?     donde queda?

ES hora de que reflexionemos la  sociedad  está en crisis porque la familia misma y el individuo hombre o mujer lo está en cada uno de sus valores humanos. Se han perdido los valores y eso nos ha llevado al caos  y deterioro en la sociedad.

La indiferencia es quietud es  inmovilidad, es lo que deteriora nuestro ser, que afecta nuestra dignidad y con ello, la conciencia de nuestro propio valor, de aquel valor que nos fue dado y que podemos hoy  conocer, porque  nuestros padres  respetaron nuestra vida. 

La indiferencia en definitiva es traición a la  condición humana, porque has negado la fidelidad a tu naturaleza y con ello quebrantado el orden que te contiene y justifica y por el que tienes vida.

y que decir del indiferente por pereza, solo  por flojera por comodidad y cansancio ¿De qué? La de no querer participar por falta de deseos incluido el de pensar y asumir una posición una opción.  La indiferencia es una máscara del egoísmo que utiliza para ocultarse y no aparecer como tal

Cuando la indiferencia es producto del miedo, de la cobardía,  de la falta de conciencia como personas que somos, siempre tratamos de justificarnos, y los argumentos que nos damos son los que nos permiten vivir en esa indiferencia, por el hecho de justificar toda nuestra existencia, se convierten en una doctrina que traspasa todo nuestro pensamiento.

Aquellos que pueden renunciar a la libertad esencial
para obtener una pequeña seguridad temporal, no merecen
ni la libertad ni la seguridad”
Benjamín Franklin

La punta del látigo del desprecio, se le llama indiferencia. Es lo que se experimenta en el grado cero de la emoción.

Es como el aire que uno respira. Mientras todos se preocupan demasiado por sí mismos nadie se preocupa por los otros. La indiferencia permite la pobreza, el abuso, la violencia. Asi que en nuestras manos está si seguimos siendo egoistas, con nosotros mismos y con el mundo alrededor. y de una vez por todas desparecen los disfraces en nuestra vida.

Anuncios

Acerca de kenyam B

Soy Administradora Pública.dedicada a la proyección de Políticas Públicas y desarrollo social en Municipios. Creo en la participación Ciudadana como expresión para el mejoramiento, vigilancia y control de los recursos en la administración Pública. Entiendo que los ciudadanos somos responsables del destino de nuestros pueblos, cuando no tomamos conciencia en la elección de nuestros representantes ante cualquier cargo de elección popular.

»

  1. […] Actualizados : TU INDIFERENCIA ES UNA MASCARA SU NOMBRE EGOISMO SIMPLEMENTE SE EL DUEÑO DE TUS EMOCIONES EL PODER DE UNO EN UNO pasa tu mensaje Cambia de […]

  2. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: LA INDIFERENCIA:   la indiferencia nos conduce a la insensibilidad, es como una  anestesia afectiva, la frialdad emocional y un profundo desapego a las cosas que giran a nuestro alrededor.  Esta frase es muy real:   ……

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s