La compasión por los animales está íntimamente conectada con la bondad de carácter, y se puede afirmar con seguridad que aquel que es cruel con los animales no puede ser un buen hombre.
Arthur Schopenhauer (filósofo)

El 90 por ciento de los colombianos están en contra del maltrato animal y el abuso en contra de los mismos. Así se estableció luego del primer foro Contra el maltrato animal en Colombia, donde se expuso que es necesaria la unión de todos los sectores que se encuentran en contra de este tema, para unificar criterios y poder elevar ante el Congreso de la República las propuestas necesarias para evitar que más personas sigan afectando a los animales, sean cuales fueran.

Temas como la violencia entre los adolescentes, las rapiñas, y la violencia doméstica están de moda en todas las discusiones. Sin embargo, también ocurren, y muy a menudo, hechos de violencia, dentro y fuera de los hogares, hacia animales. Pero nadie considera que estos hechos estén dentro del ciclo de la violencia, ya sea por ignorancia o por indiferencia. No son hechos aislados, varios estudios evidencian que el abuso animal está estrechamente relacionado y es el primer paso hacia la violencia doméstica y criminal.

Casos terribles (1)

Cometí mi primer asesinato hoy. Nunca olvidaré el alarido que dio. Sonó casi humano, nunca olvidaré el sonido de sus huesos quebrándose… Le pegué tan fuerte que le arranqué la piel del cuello, fue una verdadera belleza” Seis meses después, este adolescente de 16 años apuñaló a su madre y luego en su colegio en Pearl, Mississippi, protagonizó de una de las famosas masacres en escuelas secundarias de USA (6).

A nivel judicial, se está reconociendo en todo el mundo que las personas que son crueles con animales en general tienen una historia previa o futuras tendencias hacia crímenes violentos contra seres humanos. El abuso de animales por parte de niños es uno de los indicadores de desórdenes de la conducta más tempranos y fuertes.


La mitad de los responsables de las masacres en colegios de USA tenían antecedentes de crueldad animal y un 35% de las investigaciones sobre abuso animal o peleas de perros resultaron en el hallazgo asociado de drogas o armas. Un estudio en Canadá mostró que el 70% de las personas acusadas de crueldad animal también tenían reportes de incidentes violentos incluyendo homicidio. En Australia, se encontró que el 61.5% de los convictos por abuso animal habían cometido también un asalto, 17% habían cometido un abuso sexual y el 8% incendios intencionales. De los presos agresivos en Sudáfrica, el 63% había infringido daño deliberado a un animal cuando niño. Los abusadores de animales cometieron en promedio cuatro tipos de crímenes diferentes.
Todos los homicidas sexuales fueron previamente crueles con animales. El asalto sexual, la violencia doméstica y el porte ilegal de armas, son comunes en la historia criminal de un abusador de animales.

Casos terribles (2)

La Violencia Doméstica

Debido a que, generalmente, las mujeres están más involucradas emocionalmente con las mascotas del hogar, ellas son más vulnerables a los golpeadores, quienes explotarán este vínculo para ejercer poder sobre ellas. Los niños de estos hogares peligran ser testigos, víctimas, o bien replicar este tipo de abusos en el futuro.
Más del 71% de las mujeres golpeadas reportaron que sus golpeadores habían lastimado, matado, o amenazado animales. Más del 75% de estos incidentes ocurrieron en presencia de la mujer y/o los niños como forma de control y humillación. El 32% de las mujeres golpeadas reportaron que sus hijos habían lastimado o matado animales . El 79% de los niños admitieron haber lastimado o matado animales.
Los niños expuestos a violencia doméstica fueron tres veces más crueles con animales (por redirección de su ira) que los niños de hogares no violentos. Niños abusados sexualmente mostraron una tendencia cinco veces mayor a ser crueles que niños que no sufrieron este abuso

“El abrió la puerta del auto y ordenó a mi hija Christine que pateara a nuestro perro Dusty para afuera. Cuando ella se negó, le dijo que le haría a Dusty lo mismo que le hizo a Rocko, ella podría mirar mientras torturaba y mataba a Dusty y lo arrojaba también al costado del camino. Entonces él dijo que iría a casa y me mataría a mí, dejando a Christine sola con él. Él violó a Christine en su primera noche sola en nuestra nueva casa mientras yo estaba trabajando. Ella recién había cumplido 8 años” Marsha Millikin: “Life and Death Inside the Cycles of Violence.”

En Uruguay se han conocido muchos casos de abuso animal a los cuales no se les da difusión salvo en ciertos ámbitos relacionados con las protectoras de animales y la promoción del bienestar animal. Estos son sólo dos ejemplos:
*13 de junio de 2010- El caso monstruoso y aterrador de lo que le hicieron a un perro. Le cortaron sus dos patas traseras, no sangra, el hueso está cubierto con carne, se arrastraba por la ruta 101 cerca de la EMA. Otro de los casos paralizantes!
(Aparentemente quien lo hizo tenía algún conocimiento de cirugía y utilizó instrumental quirúrgico).
*21 de junio de 2010- La policía de Paysandú fue 3 veces a la casa por los desórdenes, pero siempre les decían que estaban arreglándola entre ellos. Hasta que la cosa pasó a mayores pues el tipo la lastimó en los brazos, y colgó al perrito en la puerta y se fue, todo delante del hijo chico. El tipo es consumidor de medicamentos y alcohol y es HIV+. El niño fue derivado al INAU, la mujer no quiso hacer denuncia.
(*) Transcripciones de correos enviados a través de las redes de protectoras.

Alguno pensará, “es sólo un perro”… pero sabemos que es capaz de sentir, no sólo el dolor, sino también emociones como felicidad, miedo, tristeza, celos, y aburrimiento. Sean perros o vacas o caballos… son seres sintientes. Entonces no tiene sentido dejar que ocurran este tipo de actos y pasen desapercibidos.

sea cual sea la víctima, el perpetrador, o el ambiente donde ocurran, no son hechos aislados, sino que forman parte de un mismo ciclo. Es necesario comprender que el maltrato animal es el primer indicio de que esa persona es capaz y muy probablemente llegue a cometer un acto de violencia hacia otra persona. No sólo se trata de velar por el bienestar de los animales, que ya en sí misma es una buena causa. Velando por ellos, educando, previniendo y condenando estos hechos, estamos evitando también la violencia entre las personas. Tomado de EL MALTRATO ANIMAL Y EL CICLO DE LA VIOLENCIA

Carolina Menchaca & Sylvia Corte
Sección Etología, Facultad de Ciencias, Universidad de la República.

Mi doctrina es esta: que si vemos crueldad o mal que podemos parar, y no hacemos nada, compartimos la culpa.
Anna Sewell (novelista inglesa)

 

Anuncios

Acerca de kenyam B

Soy Administradora Pública.dedicada a la proyección de Políticas Públicas y desarrollo social en Municipios. Creo en la participación Ciudadana como expresión para el mejoramiento, vigilancia y control de los recursos en la administración Pública. Entiendo que los ciudadanos somos responsables del destino de nuestros pueblos, cuando no tomamos conciencia en la elección de nuestros representantes ante cualquier cargo de elección popular.

»

  1. […] Actualizados : ciclo de la violencia, crueldad con animales León Gieco – La Memoria La Corrupción un anti-valor (2) amor sin limites […]

  2. CARLOS ESTRADA dice:

    EN PRINCIPIO, UN SALUDO AFECTUOSO A TODOS LOS QUE DEFIENDEN DESINTERESADAMENTE Y CON HONESTIDAD A LOS SUFRIDOS ANIMALES.

    IMPUNE MALTRATO DE CABALLOS DE CARTONEROS EN SANTA FE, ARGENTINA

    por Carlos Estrada *

    Desde hace mucho tiempo las autoridades oficiales de la ciudad de Santa Fe han autorizado el uso de caballos para el tiro de carros, animales de dudoso origen que están en manos de personas que viven en cordones de pobreza, en su mayoría equinos maltratados, desnutridos, con herraduras en mal estado y lastimaduras en sus cuerpos, que arrastran sin descanso cargas superiores a sus fuerzas llevando metales, vidrio, cartones y otros elementos recogidos en las calles. La ley nacional N° 14.346 es violada con impunidad a la vista de jueces, fiscales, legisladores y gobernantes, pero como todo parece descontrolado en estos momentos en Argentina, LOS RECLAMOS DE LOS PROTECCIONISTAS Y DE ALGUNOS CIUDADANOS SENSIBLES NO SON ESCUCHADOS POR LAS AUTORIDADES; presuntas razones políticas garantizarían estos abusos, inseguridad y creciente anarquía, tal vez en búsqueda desesperada de votos futuros y perpetuarse en despachos de poder (no generalizo).

    El 3 de enero pasado, personal municipal (tal vez cubriendo apariencias) habría efectuado un control en avda. Aristóbulo del Valle y Castelli, interceptando el paso de un menor de edad montado en pelo en un caballo que tenía una máscara reseca por el sol y parte de un arruinado arnés. Los funcionarios observaron varias lastimaduras en el animal (heridas negras cerca de los genitales, en ijares, una pata con lesiones sangrantes, cascos destruídos, gran desnutrición, etc.) y decidieron comunicarse con la señora Indiana G., integrante de una agrupación que defiende a los caballos ( entidad que asesoro a la distancia ) y le habrían preguntado si podía hacerse cargo de la custodia del equino. Ella aceptó y fue con sus colaboradores a retirarlo y dejarlo en un predio que disponen para esos fines.

    Por la noche habrían concurrido a la seccional policial de jurisdicción para firmar el acta de entrega del caballo, sorprendiéndose por la aparición de un individuo mayor que dijo ser el “dueño” del animal, agregando estar “autorizado” por la municipalidad y que el mismo estaba herido porque “se lo habían robado” (?), lo que sería un falso argumento que usan innumerables inescrupulosos que explotan cruelmente caballos obtenidos en el mercado negro (entiéndase: muchos procedentes de actos de cuatrerismo).

    Como no había un veterinario policial para revisar al equino, en la comisaría le habrían pedido a la señora Indiana G., por presunta orden de un juez de posible apellido Candiotti a cargo del juzgado en lo Correccional de 1ª Nominación de turno, que presentaran fotografías y un certificado de diagnóstico veterinario extendido por un profesional “neutral” (sic), seguramente porque la entidad estaría presidida por una médica veterinaria y la justicia pretendería actos “imparciales” (?). Pregunto: ¿pensarán que es fácil llevarse desinteresadamente a un caballo de la calle para curarle heridas y alimentarlo? ¿creerán que van a “inventar” daños cuando está a la vista de los actuantes la desnutrición del equino y sus heridas? ¿no pudieron asentar las declaraciones de dos testigos? ¿la presidenta de la entidad estudió y fue diplomada como veterinaria para tener que demostrar a la justicia que un caballo está herido con la certificación de un colega “neutral”? esta incoherencia sólo tendría lugar en Santa Fe.

    Cumplieron con los requisitos y cuando fueron a entregar las fotografías y la certificación médica “neutral” -comentó la señora Indiana G.-, les dijeron que ese material lo presenten el 1° de febrero de 2011 (por algunas “vacaciones” de verano, supongo).

    El informe que la señora Indiana G. me envió dice que tuvieron que lavar las heridas del caballito, darle agua, mucha agua (estaba deshidratado), antibióticos, buena comida y mucho cariño.

    Según esta secretaria de entidad proteccionista, con el patrocinio de un abogado se convertirán en querellantes en el expediente y además están decididos a denunciar ante el Colegio de Veterinarios al médico de la Municipalidad de la Ciudad de Santa Fe que acostumbraría a autorizar la circulación de carros tirados por caballos que están en malas condiciones.

    Sería fácil en la comodidad de un escritorio de poder y en el papel de “Dios” (dicho con el mayor respeto por investiduras y conste que estoy defendiendo la vida de un hijo de la Naturaleza), considerar como un expediente más el caso del caballo sin ver que se trata de una vida inocente en peligro, donde la actuación judicial debe ser rápida y eficaz.

    Pretender analizar un mes después los hechos no servirá para nada, seguramente cuando el caballo esté recuperado, cepillado, engordado, sin heridas abiertas y con herraduras nuevas, la justicia dispondrá (jueces de la provincia de Buenos Aires en mis intervenciones nunca han devuelto un caballo maltratado o de dudoso origen), que el animal vuelva a manos de sus crueles explotadores, es decir, a las puertas del infierno y caso cerrado. No habrá condena, sólo gastos y preocupación de parte de los que salvaron al animal sólo durante unas semanas y la impunidad continuará vigente como vienen comprobando hasta hoy.

    Quiera Dios ser justo e inflexible a la hora de juzgar a los salvajes que maltratan animales (en este caso en nombre de la “pobreza”) y con las autoridades que consienten insensiblemente estos crímenes terribles contra derecho.

    Desde hace varias décadas me dedico a actividades ecuestres, soy asesor en asuntos equinos de centro cultural y tradicionalista, de establecimientos rurales, de estudios jurídicos, etc., entendido en comportamiento, adiestramiento, derecho internacional animal, técnicas de rehabilitación, crianza y manejo de potros, además impulsor de rescates de más de 500 caballos maltratados procedentes de actos de cuatrerismo. Como proteccionista independiente de fauna salvaje poseo documentada trayectoria pública desde 1970, con numerosas certificaciones oficiales y científicas y máximos reconocimientos internacionales que figuran en libros europeos, en decenas de cables noticiosos de la Agencia “France- Presse” entre 1987 y 1993, más de cincuenta noticias difundidas por el diario inglés “The Buenos Aires HERALD” entre 1987 y 1995 aprox., columnista de revistas jurídicas, revistas de reparticiones nacionales y provinciales, revistas especializadas en animales, versiones taquigráficas legislativas (por ejemplo N° 42, año 1990 del H. Concejo Deliberante de la Ciudad de Buenos Aires (con detalles de mis intervenciones en bien de la fauna en 801 páginas de sesiones públicas de legisladores ante la prensa extranjera), además de varios centenares de publicaciones en diarios de todas partes.

    CARLOS ESTRADA * escritor y periodista de investigación.
    Buenos Aires, 15 de enero de 2011.

  3. CARLOS ESTRADA dice:

    TAMBIÉN SOY MAESTRO DE ARTES MARCIALES EN EL CAMINO ZEN
    (informe ampliado)

    Kenya

    Más allá de proteccionista de fauna salvaje y caballos, soy maestro de artes chinas milenarias, con documentado prestigio público desde hace décadas por enseñar a centenares de discípulos y personalidades de todos los niveles, incluso por las técnicas especiales fui contratado para avalar exitoso film norteamericano de boxeo chino a solicitud de la empresa cinematográfica “Columbia- Fox- Warner”. Mis estilos hacen hincapié en la velocidad y potencia, formas extraídas de los movimientos del mitológico dragón, el tigre, el águila, la serpiente y el leopardo, es decir, sus técnicas defensivas y de relajación, el desplazamiento del viento y las nubes, etc. Me educó durante quince años un maestro oriental Zen y, por supuesto, mi línea filosófica es budista Zen, brillo con luz propia, vivo en armonía con los hijos de la Naturaleza (los animales y las plantas), no tengo vicios y trato de respetar a mi prójimo y no vulnerar derechos ajenos.

    Saludos.

    CARLOS ESTRADA
    (escritor y periodista de investigación)
    Buenos Aires, Argentina, 16 de enero de 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s