Mujeres y hombres se ven envueltos en una relación amorosa que daña profundamente no solo la vida de ellos sino la de los que rodean su entorno.La persona no es feliz ni con la pareja ni sin ella, pues ha ingresado a un círculo vicioso similar al que ingresan aquellos individuos adictos al alcohol, las drogas, el juego u otras. Así como aquellos necesitan y toleran cada vez más cantidad de tóxicos para poder funcionar, la persona “adicta al amor” soporta increíbles cantidades de sufrimiento en la relación que ha establecido

La persona codependiente piensa que no puede vivir sin su pareja, se funde con ella hasta el punto de llegar a perder su propio ser.

 Dentro de una relación de pareja no solo amar y ser amado es el alimento que proporciona satisfacción, también se busca la protección y la ayuda mutua, la confianza y la seguridad, sobre todo cuando ya se ha cumplido una edad madura en la que el sexo pasa a un segundo plano y se anhela, sobre todo, la estabilidad presente y futura. 
 Piensa que lo que siente es un amor inmenso, una pasión maravillosa y sin fronteras, pero no es amor eso, sino dependencia y adicción. Se enamora de repente, como en un estallido, un flechazo y, confundiendo el deseo con el amor, que tiene delante a la persona ideal. No son conscientes de que darlo todo por la otra persona supone una negación de uno mismo y de los propios deseos y necesidades.

ABANDONO SU GRAN SUSTO

   Pero no el único. También tiene miedo de su propia dependencia, de perder por completo su identidad cada vez que renuncia a sus propios valores, principios o aficiones, para adoptar los de su pareja, que son los únicos que importan. Niega sus sentimientos del mismo modo que se niega a sí mismo, le cuesta identificar en sí mismo los sentimientos negativos. Y esta represión de sentimientos se transforma en una necesidad de sentir a través de su pareja. Pero no puede tener nunca suficiente, pide más: más amor, más dedicación; “quiéreme como yo te quiero a ti”, le exige. Trata de controlar, manipular, porque ahora la vida de su pareja le pertenece a él o ella: es su propia vida, y trata de convertir a esta persona en su amor perfecto, aquél que satisfaga todas sus necesidades y llene el pozo sin fondo de un amor insaciable. Trata de evitar que se aleje, no quiere que cambie, que crezca como persona por miedo a que despliegue sus alas y eche a volar. Tiende a crear dependencias hacia él  o ella en los demás.

UN GRAN CONFLICTO:  Carentes de la autoestima suficiente como para sentirse valiosos por sí mismos, por ser quienes son, por amor y aceptación de sí mismos.

OJO LA Obsesión: ya que si se experimenta este sentimiento, todo se hace mucho más complejo y no hay análisis válido que sirva. Todo gira en torno a un mismo pensamiento.

Dependencia: emocionalmente ya no se puede vivir sin la presencia del otro. Es muy habitual perseguir a la pareja.

Celos: se comienza a sentir la necesidad de saber todo lo que hace el otro a toda hora. Las dudas y la irracionalidad forman parte de esta conducta.

Idealización: cuanto más rechazo existe por parte del otro miembro de la pareja, más se lo idealiza. La inseguridad, el miedo y la depresión son características habituales.

Violencia: en las ocasiones más extremas, las agresiones psíquicas y físicas acaban en tragedia muchos casos se han visto.
AMOR ADICTIVO DESCUBRELO
1. Se sienten consumidos: “Debo tenerla (o) conmigo o no puedo seguir adelante”
2. Incapacidad de definir los limites del ego : La otra persona domina nuestro ego, la otra persona siente y piensa por uno mismo, u uno piensa y siente por el otro.
3. Muestran sadomasoquismo: En la relación uno de los dos da mas, y el otro toma de mas. Uno lastima y el otro parece disfrutar que lo lastimen.
4. Temen dejar ir a la pareja: Hacen hasta lo imposible por mantener una relación patológica para evitar la aflicción, sin darse cuenta que la aflicción es una respuesta natural y curativa a la pérdida.

5. Temen riesgos y cambios a lo desconocido: Los adictos al amor temen a sacar lo bueno de una relación perdida y tomarlo como una buena experiencia para mejorar como personas.
6. Experimentan poco crecimiento individual: Gastan más energía en cómo mantener esa relación patológica, que en cómo lograr su crecimiento personal, en su autorealización, y eso es morir espiritualmente, aunque físicamente sigas vivo.
7. No experimentan la verdadera intimidad: No existe la confianza ni la franqueza, se manejan con mentiras y por lo tanto se suprime el intercambio de ideas, sentimientos y acciones.
8. Juegan juegos psicológicos: Los juegos psicológicos melodramáticos , sustituyen a la intimidad y por lo tanto los adictos al amor se sienten frecuentemente desilucionados.
9. Dan para obtener algo a cambio: Aquí no existe la espontaneidad, se da para recibir .
10. Tratan de cambiar a los otros: Puesto que necesitamos al otro para sentirnos completos, intentamos cambiarlo y sacar sus fallas.
11. Necesitan al otro para sentirse plenos, equilibrados y seguros: Paradójicamente se necesitan uno al otro, pero se destruyen a la vez lentamente.
12 Buscan soluciones fuera de si mismo: Tenemos pensamientos magicos del tipo de “Si cambiara El…O Ella..”, “Algún día se va a dar cuenta…”, “El del problema es el …..o ella .” etc.
13. Exigen y esperan amor incondicional. Esta bien que nos guste recibir amor incondicional pero exigirlo es una expectativa poco realista porque no sabemos si el otro puede darnos lo que no recibió de niño o lo que tampoco nosotros estamos dispuestos a dar.
14. Se niegan al compromiso: La mayoría de las personas que hacen mucho énfasis a su independencia, guardan necesidad de dependencia no satisfechas, por que el control es vital para ellos.
15. Recurren a otros para afirmarse  la propia autoestima se destruye.
16. Temen al abandono aun en una separación cotidiana: Siempre están temerosas al abandono y son incapaces de mantener recuerdos felices de su pareja.
17. Mantienen viejos sentimientos negativos: Sentimientos de vacío, depresión, culpa, rechazo, ansiedad, enojo acompañado de baja autoestima. Esto dificulta la satisfacción de nuestras necesidades psicológicas y la intimidad:
18. Desean pero temen la cercanía: deseamos amar y ser amados pero nuestra adicción al amor le teme a la cercanía, hay temor al rechazo, temor al dolor, temor a perder el control, temor a la felicidad. La alegría puede confundir a aquellos que no están acostumbrados y por lo tanto la rechazan.
19. Se hacen cargo de los sentimientos de los otros: “Tu me haces sentir completo y bien, por lo tanto yo haré lo mismo por ti”, es como querer leer la mente del otro y que el otro lo haga también con nosotros.
20. Juegan juegos de poder: Utilizan conductas manipuladoras que mantiene en desigual a alguna de las dos personas involucradas en la relación. Y con frecuencia ni siquiera se sabe lo que se quiere controlar. Pero sorprendentemente, cuando la gente realmente empieza a obtener lo que realmente quiere y necesita es cuando renuncia al control. (gran apoyo gracias a pnlnet)

AMAR SI
Amar significa anhelar a alguien, y la satisfacción de ser objeto de la ternura de otra persona tiene, sobre todo, el carácter de halago del yo y se relaciona con el sentimiento de la vanidad satisfecha., del orgullo complacido, aumenta la valoración de uno mismo.

El amor es una emoción  que se desarrolla a edad temprana. Cuando es positivo, constituye la base de los logros humanos y es el germen de la tolerancia, el autosacrificio, la amistad y muchas otras manifestaciones que pueden disfrutarse en las relaciones sociales.

Dentro de una relación de pareja no solo amar y ser amado es el alimento que proporciona satisfacción, también se busca la protección y la ayuda mutua, la confianza y la seguridad, sobre todo cuando ya se ha cumplido una edad madura en la que el sexo pasa a un segundo plano y se anhela, sobre todo, la estabilidad presente y futura.
Anuncios

Acerca de kenyam B

Soy Administradora Pública.dedicada a la proyección de Políticas Públicas y desarrollo social en Municipios. Creo en la participación Ciudadana como expresión para el mejoramiento, vigilancia y control de los recursos en la administración Pública. Entiendo que los ciudadanos somos responsables del destino de nuestros pueblos, cuando no tomamos conciencia en la elección de nuestros representantes ante cualquier cargo de elección popular.

»

  1. […] Actualizados : Amor SI adicción NO La Crítica Destructiva un gran Concierto El Reino Animal ” ( hermoso ) No desperdiciemos […]

  2. ramon dice:

    Hola me encanta vuestro blog, si queréis os añado a mis enlaces favoritos en mi web y vosotros me añadís a mi, saludos y gracias por la información que a diario ponéis en la web, saludos!

    http://hoysecumplen.com

  3. CARLOS ESTRADA dice:

    MAESTRO DE ARTES MARCIALES EN EL CAMINO ZEN

    Kenya

    Más allá de proteccionista de fauna salvaje y caballos, soy maestro de artes chinas milenarias -con prestigio público desde hace décadas por enseñar a centenares de discípulos-, estilos que hacen hincapié en la velocidad y potencia, formas extraídas de los movimientos defensivos y técnicas de relajación de los animales, del viento y el desplazamiento de las nubes; me educó durante quince años un maestro Zen y mi línea filosófica es budista Zen, vivo en armonía con los hijos de la Naturaleza (los animales y las plantas), no tengo vicios y trato de respetar a mi prójimo y no vulnerar derechos ajenos.

    Saludos.

    CARLOS ESTRADA
    (escritor y periodista de investigación)
    Buenos Aires, Argentina, 16 de enero de 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s