Tal vez creamos que estos son problemas que sólo las autoridades o las grandes organizaciones ambientalistas pueden resolver, pero esto no es cierto; todos y cada uno de nosotros también podemos ayudar con ciertas acciones para salvar a la madre tierra, por ejemplo:

– Las industrias ya no contaminarían si ya no les compráramos sus productos.

– Evitando tirar los desperdicios y productos químicos por los desagües, asi nuestros mares y océanos estarían más limpios.

-Buscando lugares adecuados donde podamos vivir y al mismo tiempo respetando el hábitat de otros seres vivos.

– No continuar con la tala inmoderada de árboles, es preferible decorar nuestros hogares con otros materiales.

-No cazando animales en peligro de extinción.

-No al consumo excesivo, la búsqueda de comodidad y el despilfarro, motivos por los cuales se están agotando los recursos naturales.

 ” EL MUNDO PUEDE SER,

TAN GRANDE O PEQUEÑO

COMO TU QUIERAS.

SOLO DEPENDE,

DE CUAN LEJOS QUIERAS VER…

Por: Samuel Laboy

El control ambiental es algo que se debe enseñar en escuelas y colegios. Todos debemos conocer esa materia y practicarla. La misma forma parte de nuestra vida y el futuro de nuestro planeta. No es algo que pertenece exclusivamente al hogar. Aunque es el hogar donde debe empezar la enseñanza y el adiestramiento. El niño debe saber que su cuarto no es el sitio para guardar los platos sucios, las latas de refrescos vacías, la basura. Lo ideal es un cuarto limpio de contaminación. Así también debe ser la casa, la urbanización y el pueblo o ciudad. Cuando esos niños sean mayores sabrán controlar mejor su ambiente.

Los árboles ayudan al ciclo de oxígeno, nos dan frutos, proveen sombra. Nuestra salud depende de ellos. El control apropiado de desperdicios nos provee áreas limpias, fuera de bacterias dañinas, gérmenes, y virus. Nuestra salud depende del control apropiado de los desperdicios. Los sonidos o ruidos más allá de la tolerancia de nuestros oídos hacen daño a nuestro sistema auditivo. Nuestra salud depende del control apropiado del sonido.

Por tanto, los contaminantes de nuestro ambiente, sean nucleares, gaseosos, sólidos, líquidos, son perjudiciales a nuestra salud y le serán muy dañinos a las generaciones futuras. Es nuestro deber, a una escala mundial y nacional, establecer parámetros ambientales que permitan a nuestra población y a las futuras, disfrutar de una vida más feliz y saludable. Las palabras claves son: “enseñanza y adiestramiento, empezando, desde ¡ya!…”.

Anuncios

Acerca de kenyam B

Soy Administradora Pública.dedicada a la proyección de Políticas Públicas y desarrollo social en Municipios. Creo en la participación Ciudadana como expresión para el mejoramiento, vigilancia y control de los recursos en la administración Pública. Entiendo que los ciudadanos somos responsables del destino de nuestros pueblos, cuando no tomamos conciencia en la elección de nuestros representantes ante cualquier cargo de elección popular.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s