Las complicidades se dan en pequeñas cosas, en alguna broma, algún gesto hacia alguien, en burlas, en insultos y todo acto de atropello, abuso y violación a la dignidad humana sin dejar de lado el  abuso y el maltrato animal  que pienso  que se le olvida a mucha gente que son seres vivos también y por lo tanto deben ser respetados y protegidos.

Todos debemos hacer una reflexión ante nuestras responsabilidades es  por eso que toco este tema, porque a diario veo como se guarda silencio frente a situaciones que nos afectan a todos, a nuestras familias, a nuestro entorno, a nuestra ciudad, a nuestro País.

Ante una injusticia NO podemos, NO debemos callar. El silencio no es una alternativa digna, ya que si decidimos callar nos volvemos cómplices de la injusticia. Callar ante actos de  injusticia dice más de nosotros que nuestras propias palabras. Hay que ser coherente entre lo que se dice y lo que se hace.

Por eso me causa  impresión  ver como algunos seres humanos, que se dicen ser “ciudadanos” y lo gritan en fiestas, homenajes, reuniones, tertulias, en tarima pública cuando estan aspirando a ser elegidos, en sus empresas, en los cargos públicos que desempeñan;  claro pero solo para llamar la atención ó  solo expresan y alzan   la voz cuando es de su conveniencia;  si no es para sacar ventaja,  mostrandose tal cual son verdaderamente pobres en sus valores y convicciones.

Es hora de ir más allá , Los atropellos , los abusos, las injusticias deben de ser criticadas y denunciadas independientemente de si ” es mi compadre” o si ” es mi politico” o si es “mi conocido” o ” si me cae bien” o si “eso no me importa “o si “eso no es conmigo”  etc.   En estos tiempos hemos visto casos de violencia, abusos, corrupción política y administrativa, desgreño institucional, desplazamientos, falsos positivos, atropellos de toda índole que durante muchisimo tiempo estuvieron ocultos y guardados en una urna llamada  “silencio” aunque muchos sabian  lo que ocurria, porque muchos fueron complices,porque algunos participaron, porque otros no les importaba,  pero  ninguno de los que fueron testigos en su momento dijeron nada, solo cuando ya  ( eso si acaso se atreven a decir) se vulneraron todos los derechos a la integridad humana y al patrimonio público en algunos casos.

Recorde un dia cuando lei el clamor del Pastor Martin Niemöller,   lo que plasmaba en esas letras es que  tenemos que importarnos mutuamente porque cuando violentan, maltratan, abusan, ofenden, corrompen o humillan  a personas con la que no nos sentimos identificados y no hacemos nada porque no nos importa es como si le dieramos todo el apoyo a estos actos.

 Revivamos la historia del mundo cuanto daño y  tragedia ha causado la indiferencia.  La indiferencia y el silencio  =  complicidad.   Esta es la esencia de las palabras de Niemöller. Y en el mundo están pasando cosas que no han sido denunciadas, y se silencian.  asi dice la reflexión.

“Primero vinieron a buscar a los comunistas y no dije nada

porque yo no era comunista.

Luego vinieron por los judíos y no dije nada porque yo no era judío.

Luego vinieron por los sindicalistas y no dije nada

porque yo no era sindicalista.

Luego vinieron por los católicos y no dije nada porque yo era protestante.

Luego vinieron por mí pero, para entonces,

ya no quedaba nadie a quien decir nada”.

Recuerdemos también la tragedia de la Alemania nazi, donde muchos se hacían de la vista gorda cuando sus vecinos desaparecían, eran perseguidos y despojados de sus libertades civiles.

Nuestro compromiso como  ciudadanos es NO SILENCIAR NUESTRA VOZ ES NO  CALLAR  para no hacernos cómplices de maniobras dañinas y oscuras a nuestros semejantes

La injusticia, la desigualdad, la discriminación, la violencia y la pobreza afectan a millones de personas en el mundo entonces no podemos callar. porque recordemos también que si guardamos silencio frente a todos los actos dañinos a la condición humana quedará plasmada en la conciencias nuestras acciones de omisión o de acción  “ Nadie enciende una luz para después cubrirla con una vasija, ni la pone debajo de la cama, sino que la pone en un candelero para que los que entren vean la luz. Así nada hay oculto que no haya de ser descubierto ni escondido que no haya de ser conocido y de salir a la luz.” Lc 816-17

.

Anuncios

Acerca de kenyam B

Soy Administradora Pública.dedicada a la proyección de Políticas Públicas y desarrollo social en Municipios. Creo en la participación Ciudadana como expresión para el mejoramiento, vigilancia y control de los recursos en la administración Pública. Entiendo que los ciudadanos somos responsables del destino de nuestros pueblos, cuando no tomamos conciencia en la elección de nuestros representantes ante cualquier cargo de elección popular.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s